Fuerza de cuidados

0
174

Para todo vehículo el motor es lo más importante, hasta ser considerado como el corazón, pero para los camiones lo es un poco más, porque comúnmente son para realizar algún tipo de trabajo, es decir que son sustento económico. Las revisiones de rutina son las más necesarias para que se mantenga en óptimas condiciones, también es bueno chequearlo al encenderlo y apagarlo para afinar detalles.

Cuando se enciende el motor:

  • Las manecillas del tablero se deben mover de derecha a izquierda, asegúrese de que funcionan bien. Así mismo es como indica la computadora que hace las revisiones cuando busca las posibles fallas a través de códigos.
  • Es importante revisar la presión del aceite, esta se debe mostrar por lo menos unos 20 minutos antes de haber encendido el motor.
  • No debe aumentar la velocidad si nota que la presión del aceite no se encuentra a un nivel normal.
  • No se exceda más de 10 minutos en ralentí.
  • Aumente de manera gradual las revoluciones para que los cojinetes al arrancar en frío se lubriquen bien.

Cuando se apaga el motor:

  • Coloque el motor de 3 a 5 minutos aproximadamente en ralentí antes de apagarlo, así el refrigerante junto con el aceite se puedan llevar el calor acumulado en las masas de hierro del motor.
  • Mantener el ralentí se hace más necesario cuando el motor ya tiene sus años. Según el tamaño de la máquina debe ajustarle esos períodos.

Para lograr poner el motor en ralentí correctamente debe llevarse a neutro la transmisión, apagarse los faros delanteros y todos los accesorios. Una vez que está en ralentí se deja así alrededor de unos 5 minutos para que se enfríe el turbo y se termine el proceso. En cuanto a fortaleza y durabilidad, los motores diésel llevan la bandera, mucho más con todos los adelantos tecnológicos que los hacen más eficientes con menos consumo, pero hay que tener cuidado con esto.

Estos avances los hacen más propensos a averías si no se les da el mantenimiento que se debe, de ello depende su vida útil más que de su fortaleza. Los desguaces son una buena alternativa porque son mucho más económicos que una tienda comercial común. El problema se presenta cuando se ameritan motores segunda mano diesel, porque es algo muy delicado. Para ello consulte online directorios especializados en dicha parte del vehículo e irá por lo seguro sin riesgos.